Home / Futbol Mundial / Policía persiguió a James Rodríguez
James Rodríguez llegó al entrenamiento de hoy perseguido por la Policía, debido a que conducía a exceso de velocidad.

Policía persiguió a James Rodríguez

España, Madrid, viernes 01 de enero del 2016

James Rodríguez llegó este viernes a la ciudad deportiva del Real Madrid en Valdebebas perseguido por la Policía Nacional porque el jugador colombiano del Real Madrid circulaba supuestamente a una velocidad excesiva, según relata el diario As.

Los agentes, que viajaban en un coche de incógnito, comentaron al personal de seguridad, a la entrada de la ciudad deportiva, que estaban siguiendo a James “a 200 km/hora por la M-40”, según se recoge en el vídeo que As incorpora a la información sobre el incidente.

James conducía un Audi R8 y al parecer no atendió las órdenes que le daban los agentes por el altavoz: “deténgase a la derecha, deténgase a la derecha”.

Por el momento, no consta que se haya presentado ninguna denuncia contra el jugador colombiano. Recientemente, el francés Karim Benzema tuvo que comparecer en los juzgados de Alcobendas, tras ser cazado por un radar circulando a una velocidad excesiva, por lo que le fue retirado provisionalmente el carnet de conducir.

La plantilla del Real Madrid completó, a puerta cerrada, el primer entrenamiento del año a dos días del encuentro de Liga ante el Valencia en Mestalla.

El entrenador, Rafael Benítez, contó con los jugadores del Real Madrid Castilla Marcos Llorente, Borja Mayoral y Odegaard en una sesión en la que Sergio Ramos volvió a trabajar con el grupo, según informa el club en su página web.

El intenso entrenamiento comenzó con un calentamiento con y sin balón sobre el césped. Posteriormente, los madridistas completaron diversos ejercicios de posesión de balón y presión y series de ataque-defensa antes de disputar un partido en un campo de reducidas dimensiones.

Por: EFE

Checa también

BUFFON

¿Sexo en el yate?… La foto viral de Gianluigi Buffon y su pareja

El veterano portero de la Juventus fue víctima de los paparazzis.