Con goles en la primera mitad, Serbia doblegó a México, ya eliminado, y finalizó la primera fase de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015 en la primera posición de su sector. El encuentro, válido por el Grupo D, se jugó en Dunedin el 6 de junio.

En el primer partido de Dunedin, donde Portugal y Colombia vieron acción, hubo gol europeo al minuto tres. En el segundo duelo de la noche, Serbia se encargó de mantener viva la tradición.

Todo comenzó con un saque de banda en el costado izquierdo del Tri. Sergej Milikovic, antento y firme en el borde del área, peinó la pelota y la dejó servida a Nemanja Maksimovic, quien no dudó y de cabeza anotó el primero para los suyos (1-0, 2’).

Ya cuando la primera parte agonizaba, Andrija Zivkovic completó la cuota goleadora con un tiro libre de bellísima factura que acabó con las aspiraciones de México en la competición. El mediocampista ofensivo colocó la pelota por arriba de la barrera, y a pesar del esfuerzo del arquero González, nada se interpuso entre la esférica y las redes (2-0, 43’).

Para el complemento México movió sus fichas. Realizó sus tres cambios en los primeros diez minutos y movió a Lozano varias veces de banda. El ajuste funcionó a medias: hubo más aproximaciones que mantuvieron con esperanza a los aficionados mexicanos presentes, pero finalmente su casilla en el marcador se mantuvo en cero.

Serbia jugará los octavos de final el 10 de junio en Dunedin.