Home / Destacado / Sin límites a los naturalizados
Irarragorri aseguró que los jugadores no nacidos en México generan competencia.

Sin límites a los naturalizados

Ciudad de México, miércoles 22 de julio del 2015

Mientras un sector del fútbol mexicano ha reaccionado en contra del gran número de jugadores naturalizados que se registraron para el Torneo Apertura 2015 de la Liga Bancomer MX, para el presidente de Santos, Alejandro Irarragorri, esta situación no afecta a la Liga, sino al contrario ya que se vuelve una competencia más competitiva.

“No veo que debamos limitarnos o volvernos industrias proteccionistas, porque México fue proteccionista por muchos años y mira lo que nos ha costado volvernos competitivos a nivel global en muchas industrias. Creo en el jugador mexicano. Estoy seguro que el jugador mexicano en un entorno de competitividad podrá crecer”, comentó a TDN.

En ese sentido, Irarragorri aseguró que el jugador no nacido en México, al momento de obtener la documentación correspondiente es igual a cualquier mexicano.

“Yo no distingo entre naturalizado y mexicano por nacimiento, yo no distingo en eso. En el momento que alguien es mexicano y tiene un pasaporte mexicano, para mí es exactamente igual de mexicano que el que nació aquí hace diez generaciones”.

Señalar que para el nuevo torneo la cifra de jugadores naturalizados será de 49, ocho futbolísticas más con relación a los que estuvieron en el Clausura 2015.

Por: Andrés Luque | SUPERLÍDER

Sobre Luque

Checa también

f620x350-603450_634468_0

RAYADOS: Antonio Mohamed habló sobre la Final Regia

Antonio Mohamed aclaró varios rumores y comentó lo que pasará en el futuro con Rayados.

1 comentario

  1. mexico por medio del fut bol esta en varata quaquiera se puede aser mexicano dise irarragori que para el vale lo mismo el naturalisada que el que nacio ase 10generaciones lo que no save es que el mexicano de papel lo ase por conbenencia pero si mexico se viera en un conflicto armado cuantos de ellos estarian dispuestos a dar la vida por mexico y saven que ninguno