Home / Futbol Mundial / Arranca el Mundial de Brasil 2014
El Mundial vuelve a América y la vigésima justa del orbe será inaugurada en la Arena de Sao Paulo.

Arranca el Mundial de Brasil 2014

Brasil, Sao Paulo, jueves 12 de junio del 2014

La fiesta del futbol será un verdadero carnaval.

Esta tarde será inaugurada la vigésima Copa del Mundo de Futbol bajo el marco de una fiesta de colores, música, baile y, por supuesto, futbol.

El Mundial vuelve a América y lo hace en Brasil, donde todo un país espera que se repita la historia de Estados Unidos 1994 y no la de 1950 cuando no pudieron ganar el torneo en casa.

Las generaciones más recientes tienen presente a Dunga y a Cafú cargando el trofeo de la Copa del Mundo, pero los más antiguos no han olvidado cuando vieron a Uruguay ganar el torneo en el Maracaná.

El pentacampeón aparece como el candidato natural y obligado para ganar el torneo, así como Neymar está llamado a convertirse en la estrella del certamen.

De la mano de Luiz Felipe Scolari, los brasileños quieren festejar un título como no lo hacen desde el 2002 y con ello hacer que valga la pena la organización de un Mundial que ha generado cualquier cantidad de manifestaciones y protestas en contra por el alto costo de su organización.

Los otros enemigos

En esta ocasión, el pentacampeón enfrentará rivales más allá de la cancha.

Y es que eso de que en Brasil sólo se vive y se come futbol, resulta ser una mentira cuando se voltea a ver la realidad del gigante de Sudamérica.

Los miles de brasileños que han salido a las calles para protestar por la realización del Mundial de 2014 son una muestra de que en este país no sólo se respira y se come futbol.

De acuerdo al cálculo de los medios locales, la organización de la Copa del Mundo habría costado alrededor de 11 mil millones de dólares, lo que generó incontables protestas, manifestaciones y huelgas que no cesarán durante el torneo, según han avisado los impulsores de las mismas.

Los quejosos argumentan que ese dinero se pudo invertir en el sector salud, en educación o en viviendas para los necesitados.

Pero no sólo ellos son los inconformes, la ciudad de Sao Paulo, con 20 millones de habitantes, acaba de vivir una huelga de los trabajadores del metro, que es utilizado por cinco millones de personas al día.

Antes, los trabajadores de autobuses también habían paralizado el servicio dejando caos y pérdidas millonarias a los concesionarios.

Sin embargo no todos los problemas son de las personas ajenas al torneo, el Comité Organizador también cometió errores que pusieron en jaque a la FIFA.

Por ejemplo, el retraso en la entrega de los estadios, de los cuáles varios, incluyendo la Arena Corinthians donde hoy se inaugura el torneo, quedarán inconclusos y apenas en condiciones de celebrar los partidos en sus canchas.

Pese a todo, el Mundial sigue en pie y el balón rodará conforme a lo previsto.

Europeos al ataque

El refrán reza: América es para los americanos, y varias Selecciones pugnan por hacerlo realidad.

Ningún equipo europeo ha podido ganar la Copa del Mundo en esta parte del mundo, pero fuera del anfitrión, Brasil, sólo Argentina, encabezada por Lionel Messi, parece tener opciones de prolongar el dominio de los países del Nuevo Mundo.

En los últimos cinco Mundiales que se disputaron en América, siempre hubo un europeo que clasificó a la Final, pero ninguno consiguió el título, aunque Italia lo tuvo muy cerca en Estados Unidos 1994.

Para esta edición, hay Selecciones del Viejo Continente que podría acabar con la hegemonía americana, empezando con la actual campeona del mundo, España que intentará lograr un bicampeonato, algo que no sucede desde que Brasil lo consiguió tras ganar en Suecia 58 y Chile 62.

Otra representación que llega fuerte es Alemania que ha alcanzado, como mínimo, las Semifinales en los últimos tres Mundiales y ahora podría capitalizar toda esa experiencia.

Por: Fernando Vanegas

Sobre admin

Checa también

EDWIN CARDONA se burla

La sanción de la FIFA a Edwin Cardona por su gesto racial

La indisciplina ocurrió en un partido de la selección de Colombia ante Corea del Sur.