Home / Opinión / Hay motivos para ilusionarnos
Por: Andrés Luque.

Hay motivos para ilusionarnos

Ciudad de México, miércoles 25 de junio del 2014

¿Quién pensaría que esta Selección Mexicana diera tan grandes actuaciones en Brasil 2014? Muchos seguro lo dudábamos, pero la realidad es muy distinta.

Con un buen debut en contra de Camerún, las cosas parecían pintar bien. La prueba de fuego llegó contra Brasil, y como quien estudia todos los días para los exámenes, México logró un 10 haciendo un partido memorable y para la historia contra los anfitriones.

Ya con 4 puntos en la bolsa, llegaba el partido decisivo contra Croacia. El Tri demostró su potencial y jugó por nota. Jugadores que parecían marginados antes de la Copa del Mundo anotaron y todo fue fiesta y celebración por el pase hacia los Octavos de Final.

Pero, ¿cómo un equipo que sufrió tanto por llegar al torneo mundialista ahora juega como las mejores Selecciones del mundo? La respuesta, al menos para un servidor, es muy fácil de contestar; tiene nombre y apellido en manos de Miguel Herrera.

Seguramente muchos, y me incluyo en esos tantos, pensamos que la falta de experiencia internacional jugaría en contra de Herrera o más grave aún, el no tener tanto tiempo de trabajo con los seleccionados y llegar casi sin ensayos a la cita mundial.

No negaré que al principio me sentía algo incrédulo de la participación del Tri. Llegue a pensar que sólo tendría dos puntos –producto de una derrota contra Brasil y el resto empates–, pero ahora me encuentro con que la Selección Mexicana pasó con la misma cantidad de puntos que uno de los equipos favoritos a llevarse este Mundial, la Selección Brasileña.

Sin duda que todo lo que se esta logrando es gracias al trabajo hecho por el ‘Piojo’ y su carismática forma de ser. Ya lo he platicado con algunos familiares sobre la actitud renovada de los seleccionados. A los cuales en lo personal veo bastantes contentos y con unas ganas de jugar que no había visto antes, por lo menos no en el proceso de José Manuel de la Torre.

Miguel sabe muy bien lo que hace. Su trabajo en la parte de motivación es la clave para que los jugadores hayan dejado atrás el penoso Hexagonal Final y tengan el nuevo chip de trascender y comerse al mundo cada vez que saltan al campo en el país sudamericano.

La prueba más clara es como disfrutan cada instante y sin temor a equivocarme, este grupo es de los más fuertes que me hayan tocado ver en procesos anteriores. Algo que no cabe duda esta siendo el motor principal del buen momento que tiene el combinado azteca.

México tiene todo por ganar y aunque enfrente esta Holanda, el Tricolor tiene motivos suficientes para pensar en una victoria y por fin llegar al tan ansiado quinto partido.

Aunque… ¿por qué no pensar en llegar más allá?

Por: Andrés Luque | Colabora: [email protected]

Sobre admin

Checa también

Lo que he visto en la nueva era ‘Tuca’

Por: Carlos Guerrero (Warrior).